viernes, 31 de agosto de 2012

ATENCIÓN CON EL AZUFRE

Recuerdo, que el pasado mes de Junio, me sorprendió la siguiente noticia:

“Un hombre ciego denuncia trabas y malos tratos a su perra guía en La Gomera… Se queja de que le han impedido entrar con su perra-lazarillo en establecimientos comerciales y de que algunos vecinos han echado azufre por donde pasea con la perra… ”

Parece increíble, pero es así. Somos “el mejor amigo del hombre”, pero el hombre no es el mejor amigo del perro.

Yo vivo en el campo y no conocía la peligrosidad del azufre. Nadie en la manada ha sufrido por el azufre, pero en las ciudades es un peligro amenazante y bastante extendido.

“La Policía Local recibió el pasado fin de semana una llamada de un vecino de la calle Cuesta del Maestre, quien había denunciado que en la calle habían esparcido azufre con el fin de causar daños a los perros que pasan por esta vía del casco antiguo cacereño”

“Basauri: avisan de la aparición de azufre en la calle Nagusia…”

Los collies ya tenemos suficientes amenazas de peligro como para que algunas personas recurran sin escrúpulos a una sustancia tóxica como el azufre. Porque el azufre es muy peligroso, tal como nos cuenta Kitty en una carta que me llegó ayer.
 

Hola Nina:

Soy Kitty, una sobrina de Kit. Alguna vez ya le escribí a ella para contarle algunas cosas y como ahora tú eres su sucesora en el Blog…

Pues verás, este verano he estado enferma y todavía no estoy bien. Todo es por culpa de esas personas que ponen sustancias tóxicas en la calle sin pensar en el daño que pueden hacer, tanto a nosotros los collies y a otros perros, como también a los niños, e incluso a personas adultas también.

En este caso ha sido a causa del azufre, esos polvitos de color amarillo que ponen a veces delante de portales, locales, en las esquinas… Piensan que eso va a evitar que los perros orinen allí, pero es que además de que no es eficaz para eso, el azufre es tóxico.

Azufre en la calle
Este azufre que ponen se usa sobre todo en las prácticas agrícolas como fungicida para tratar sobre todo las vides, pero también se usa como insecticida para las hormigas y como acaricida, por lo tanto es un veneno y Maribel ya nos ha advertido a Eire y a mí que nunca más volvamos a acercarnos a esos sitios donde están los malditos polvos amarillos, ya que son tóxicos tanto por contacto (producen irritaciones y rojeces en la piel) como por inhalación (si los respiramos son muy irritantes, incluso podrían producirnos la muerte por asfixia), como por ingestión (en este caso, además de irritación, dolor, vómitos y diarreas, pueden dañar el hígado y los riñones, incluso el azufre puede a veces reaccionar con los ácidos del estómago y convertirse en ácido sulfhídrico, que es muy venenoso).

Y por eso es que te escribo, para que puedas hacer llegar mi experiencia a la gente que sigue el Blog.

Hay personas que creen que el poner este azufre en la calle no es perjudicial porque huele mal y eso hace que los perros no se acerquen a orinar, pero eso no es cierto, no huele mal, y por lo tanto no nos repele; otros sí saben que a veces se evita que un macho se acerque porque al orinar levanta ese polvito que es tan irritante y claro, a ningún perro le gusta que le pique ahí, en ese sitio, pero esto solo ocurre cuando está reciente, después de unos días ya no se levanta el polvito ese, a no ser que echen cantidades muy grandes o lo vayan reponiendo cada muy pocos días.

Pues mi historia es la siguiente:
El día 15 de Julio por la mañana temprano volvíamos para casa y ya en la esquina de nuestra calle, a solo 15 o 20 m. de casa, acababan de echar este producto (la tarde anterior no estaba); como yo estaba a punto de empezar con el celo, y ya sabes como somos nosotras en estos casos, que queremos olisquearlo todo, metí el hocico allí (porque sí que había pipí de machos) y aunque Maribel tiró de mi correa rápido no pudo evitar que aspirase algo de ese polvillo. En cuanto llegamos a casa nos puso la comida de la mañana, y yo estaba ansiosa por comer para ver si me pasaba la quemazón de la garganta, pero ni comiendo se me pasaba, así que en cuanto terminé de comer me puse como loca a lamer el suelo fresquito, por lo mismo, para tratar de aliviar mi garganta; enseguida vomité lo que había comido, volví a lamer el suelo de forma compulsiva y volví a vomitar, así 4 o 5 veces en solo unos 15 minutos; Maribel estaba preocupadísima y yo un poco también; para que voy a decir que no, si lo pasé muy mal. Entonces llamó a Elena, que es veterinaria y le explicó lo que me pasaba, y Elena le dijo eso, que sería que yo tendría dolor y ardor o irritación de esófago y por eso lamía el suelo frío para tratar de calmarlo; después me pasé el día bebiendo enormes cantidades de agua y vomitándolas al cabo de un momento; a última hora de la tarde ya estaba mejor y aunque al día siguiente y al otro vomité algo, en un par de días ya estaba bien.

Lo malo fue el día 1 de Agosto cuando volvíamos para casa del paseo del mediodía, yo ya había empezado el celo y al pasar por otro sitio donde también habían puesto azufre unos días antes (no estaba tan reciente como el de la otra vez y ya no se respiraba ese polvillo que se te metía por la nariz y la garganta) y como habían orinado allí varios perros y estaba el olor tan interesante…  pues eso, que volví a meter el hocico donde no debía y cuando Maribel quiso tirar de mi para separarme ya había metido también la lengua.

Llegamos a casa y no fue hasta después de bastante rato que vomité; Maribel no se dio cuenta hasta más tarde, cuando ya había vomitado 3 veces de un color verde fosforescente. Hizo unas fotos del papel de cocina con que lo limpió y nos fuimos corriendo a la clínica veterinaria, donde me dieron carbón activado (que cosa mas asquerosa) para absorber en lo posible el veneno. Había vuelto a vomitar de camino a la clínica y mas tarde también vomité el carbón.

Al día siguiente por la tarde, después de las 24 horas de la intoxicación me hicieron una analítica completa y resultó que tenía los glóbulos blancos algo bajos y la AST (una de las enzimas hepáticas) algo elevada, así que me volvieron a repetir la analítica a las 2 semanas, con el mismo resultado aunque en este caso también algo elevada la otra enzima, la ALT, debido al tóxico. Durante todo este tiempo había estado con algo de colitis y vomitando al menos una vez casi todos los días; y ahora ya estoy mejor y vomito menos pero aún lo hago de vez en cuando.

Kitty, en la clínica, haciéndose los análisis
No me han podido vacunar de la heptavalente cuando me tocaba. Hacia el 20 de septiembre me harán otro análisis para ver como sigue mi hígado y si va bien ya me pondrán la vacuna que me falta; Maribel dice que sí, que para entonces seguramente ya estaré mejor, porque aparentemente sí que he ido mejorando, primero de la colitis, luego ya vomitando algo menos… así que ya veremos.

Pero es que durante estos meses de julio y agosto en nuestra misma calle y en las de alrededor de la nuestra hay por lo menos 9 sitios donde han puesto ese veneno; bueno hasta ayer eran 9, estos días están limpiando las calles de nuestro barrio con mangueras de agua a presión y ayer limpiaron 2 de esos lugares y hoy otro, pero aún no han limpiado los sitios donde yo me intoxiqué, y en uno de ellos han vuelto a poner mas azufre en estos días y puede que cada poco le vayan añadiendo más, como ya nos lo advirtió el barrendero, dice que cuando lo limpia al día siguiente ya han puesto mucho más que lo que había.

Maribel lo ha denunciado al Ayuntamiento, porque ha leído que en muchos lugares, esta práctica de echar azufre en la vía pública está prohibida, pero parece que aquí no lo está, aunque le han prometido que van a tratar de reformar la Ordenanza para que lo esté cuanto antes. Pero mientras tanto, hace falta que la gente sepa lo que pasa, y que no deje a sus collies ni a otros perros pasar siquiera por estos lugares del polvo amarillo. En este mes nos hemos enterado de otros casos de perros que lo mismo que yo han enfermado por esto, algunos han estado hospitalizados muy graves y también parece que incluso algunos han muerto.

Ahora mismo, cuando volvíamos para casa, hemos visto que en el sitio que limpiaron esta misma mañana ya han vuelto a echar los malditos polvos esos; esto es desesperante, a ver si hacen algo pronto.

Eire y yo te mandamos unos buenos lametones, y también a mi tía Kit. Muchos cariños para ti y para toda esa gran familia de collies,

Kitty
 

El civismo en sociedad empieza por el respeto de todos con los que compartimos un mismo espacio.
Así como es obligatorio que los dueñ@s de animales recojan los excrementos en sus paseos por la vía pública, está prohibido echar azufre u otros productos venenosos en las esquinas o entradas de los edificios.
Casi todas las ordenanzas municipales advierten que verter en la vía pública dichos productos contaminantes para el medio ambiente y peligrosos para la salud humana o animal, está totalmente prohibido.
No se puede atentar contra la salud de ningún ser vivo. Por eso un@s han de mantener las aceras limpias de excrementos, y otr@s de venenos altamente perjudiciales para animales y personas.

 

 

7 comentarios:

  1. Como cada día hemos pasado por delante de la casa donde se me intoxicó Kitty, y también como cada día desde que ocurrió me he salido de la acera y las he apartado diciéndoles como siempre, vamos afuera que aquí hay veneno; no había nadie a la vista en la casa pero una ventana estaba abierta y han debido oírme porque rápidamente ha salido a la terraza toda la familia, 4 miembros adultos, un hombre que supongo sería el de la otra vez (que como estaba en la terraza no le vi bien), una mujer y supongo que los padres de alguno de ellos; el hombre ha bajado a la calle y yo pensé que iba a ponerme las manos encima, creo que si no lo hizo fue porque unos niños que estaban jugando en la placita de enfrente se han acercado a ver qué pasaba; tras despotricar todo lo que han querido e insistir en que las perras también mean en la pared, me han puesto de inculta para arriba, porque no tengo ni idea y el azufre no es malo, al contrario es bueno para la salud si no se toma en cantidades elevadísimas.
    De llamarme inculta se hartaron todos, pero lo más gracioso fue la señora mayor que me dijo que ya se notaba que lo único que yo quería era ganar dinero sin trabajar, le dije que yo no había reclamado nada, que cuando puse la denuncia dije que lo único que pretendía era que se hiciese lo que fuera necesario para que lo que le pasó a Kitty no ocurriese nunca más, ni a un perro ni a un niño; y que aunque me habían preguntado si quería reclamar al menos los gastos veterinarios les dije que no, que solo quería que se terminase con esta práctica tan peligrosa. Bueno, pues la señora insistiendo que hay que ver lo que hace y lo que inventa la gente con tal de no trabajar.
    Os juro que nunca en mi vida lo he pasado peor, enseguida empecé a temblar de forma violenta por la indignación y en algún momento también por el miedo, porque temí que aquel hombre nos hiciese algo, a mi o a las perras, ellas también estaban tan asustadas que aunque hoy las he sacado más tarde de su hora (cuando acabó la carrera de Fórmula I) no he conseguido que orinasen en el sitio de siempre, en la hierba.
    Maribel

    ResponderEliminar
  2. Pobre Kitty, desde luego...
    Hay gente incivilizada por todas partes, que pena...
    Ojalá esa gente recapacite, aunque tal como los pintais parece que no van a aprender a comportarse.
    A mi me habrían dado con el periódico en el hocico si me hubiese ocurrido envenenar a alguien...

    Un saludo de Ronny y Dana

    ResponderEliminar
  3. Hola Nina,
    Ya hace algo más de 2 meses desde que te escribí y quería contarte lo que ha pasado en este tiempo. A los pocos días de escribirte la carta empecé a estar mal otra vez, cada día mas decaída y más triste, no tenía interés por nada, no quería comer, ni salir a la calle o con Eire al patio, ni ver a mis amigos gatos, ni levantarme siquiera... no tengo que contarte lo preocupada que estaba Maribel, con mucho miedo de perderme; hasta que sobre el 10 de septiembre, siguiendo el consejo de una amiga suya que es veterinaria, me empezaron a tratar con un medicamento natural para destoxificar el hígado y regenerar las células dañadas y ya al día siguiente empecé a estar mejor, y más cada día que pasaba; pero entonces fue Eire la que empezó a estar decaída y triste también y Maribel nos llevó a las dos a que nos hicieran nuevos análisis.
    Yo había mejorado los valores de las enzimas hepáticas pero tenía los leucocitos muy bajos, casi en la mitad del valor mínimo normal, y Eire era la que ahora tenía las transaminasas altas, mas incluso de lo que las había tenido yo; así que nos pusieron en tratamiento a las dos con suplementos nutricionales, por la mañana tomábamos 2 pastillas para estimular las defensas y tener más vitalidad y por la noche otra más para seguir con la recuperación de nuestros hígados, la misma que a mi me había venido tan bien, que como debía tomarla durante dos meses….
    La misma amiga de Maribel que le recomendó mi tratamiento, le aconsejó buscar una veterinaria especialista en homeopatía y eso hizo, habló con ella y como le dijo que conociendo el veneno que nos causó el daño era fácil contrarrestarlo, nos llevó a su consulta, y ya de entrada nos gustó mucho por como trata a sus pacientes, nos examinó muy detenidamente mientras le preguntaba a Maribel muchas cosas, pero también nos colmó de caricias y mimos; antes de irnos preparó unos frasquitos con algo para que nos lo diese Maribel por las noches después de la cena, uno con Sulphur 30 para esa semana y el otro con Sulphur 200 para la siguiente. Más tarde nos enteramos Eire y yo que lo que nos iba a curar era el mismo producto que nos intoxicó, Sulphur es azufre, pero claro en una cantidad ínfima, Maribel nos lo explicó y también que se supone que hay que estimular al organismo para que luche contra lo que le está haciendo daño. Y debe de ser verdad porque aunque ya estábamos muy bien de ánimo, con esto mejoramos todavía más.
    Cuando nos hicieron los siguientes análisis, las dos estábamos mucho mejor, casi bien del todo, yo ya tenía las transaminasas en valores normales y Eire estaba muy cerca, y yo por primera vez en este tiempo había mejorado mis defensas aunque aún no alcanzaba la normalidad. Nuestras veterinarias, junto con Maribel, decidieron suspender los tratamientos y hacernos nuevos análisis al cabo de un mes, pero la veterinaria de la homeopatía dijo que era recomendable hacer otro nuevo tratamiento con Sulphur 200 para reforzar el efecto del anterior.
    Pues hace solo unos días nos hicieron el último análisis y parece que ya tenemos recuperado el hígado, pues las dos tenemos las transaminasas dentro del rango normal y con valores bajos; yo casi tengo ya los leucocitos dentro de la normalidad y a Eire van a repetirle los análisis dentro de unos días porque hubo un problema con su sangre y el recuento de las células podía no ser correcto, pero como ella siempre las había tenido bien, esperamos que siga así.
    Así que estamos muy contentas y somos muy felices otra vez, jugamos mucho en el patio, yo voy a visitar a mis amigos gatos todas las noches, para darles y que me den mimos y caricias…. Y tenemos mucho cuidado con el azufre, avisando además a todos los perritos que nos encontramos durante nuestros paseos.
    Pues eso es todo, muchos lametones para ti, para mi tía Kit, mis abuelos Enate y Cap, y para toda vuestra familia, y también lo mismo de parte de Eire,
    Kitty

    ResponderEliminar
  4. SOY PRESIDENTA DE UNA COMUNIDAD Y VOSOTROS NO TENEIS LA CULPA DE MEAR Y HACER VUESTRAS NECESIDADES DONDE OS VIENE EN GANA, LA CULPA ES DE VUESTROS DUEÑOS, YA QUE TU DUEÑO ES EL QUE ESCRIBE ESTO LE CONTESTO YO, YA QUE TENGO UNA NIÑA PEQUEÑA Y TAMPOCO TIENE QUE IR OLIENDO VUESTROS MEADOS POR TODA MI CALLE, QUE OS CAGEIS Y OS MEAIS POR LAS CALLE TAMBIEN ESTA PROBIHIDO, CUANDO VOSOTROS HAGAIS CASO Y HAGAIS VUESTRAS NECESIDADES EN ZONAS HABILITADAS, LA GENTE DEJARA DE PONER AZUFRE, YO ESTOY EN CONTRA, PERO CADA VEZ QUE BAJO A LA CALLE VEO MAS MEADAS Y ESO SI QUE HUELE MAL, AL FINAL TAMBIEN TENDRE QUE PONER AZUFRE, ESPERO QUE SIRVA PARA ALGO Y QUE SEPAIS, QUE SI SE PONE AZUFRE, NO ES PARA HACER DAÑO A LOS ANIMALES, SINO PARA HACER VER A LOS DUEÑOS QUE AHI NO SE MEA, PORQUE HAY VIVE GENTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUES VAYA EJEMPLO QUE VAS A DAR A LA COMUNIDAD Y A TU HIJA,SI NO HACE NADA EL AZUFRE QUE LO CHUPE TU HIJA HABER QUE LA PASA Y LUEGO LO CUENTAS VALE?Y TE VOY A DECIR UNA COSA CON EL AZUFRE NO SE HACE NADA PORQUE MEAN IGUAL EE LO QUE TENDRIAIS QUE HACER ES PONER BOTELLAS DE AGUA

      Eliminar
    2. No había visto hasta hace un momento ese comentario de la presidenta de una comunidad de vecinos, pero es que hagan lo que hagan los perros o el cuidado que tengan o dejen de tener sus dueños, no se debe poner algo tóxico y peligroso en la calle. Y mucho ojo, porque a lo mejor tu hija ya es mayor y no lo hace, pero muchos niños pequeños lo pueden chupar también, o se les cae un juguete y su padre o su madre se lo dan sin fijarse o sin dar importancia a esos polvitos, y ellos también se pueden envenenar.
      Además, mis collies jamás en su vida han orinado en las paredes ni junto a las casas, ni siquiera Brandy, que era macho, mucho menos las demás que he tenido, todas hembras, a las que desde pequeñas he acostumbrado a hacerlo bajando del bordillo o sobre la hierba (en prados o jardines, en estos lejos de las zonas donde juegan los niños). Tasmbién puedo decir con orgullo que en los 24 años que hace que tengo collies nunca he dejado ningún "regalito" en la calle, ni en la acera ni en la calzada, ni en los jardines por los que nos dejan pasar, que son bien pocos, y ni siquiera en los prados; yo ya llevaba bolsas de plástico para recoger lo que hacían cuando en mi ciudad aún no era obligatorio y yo era el bicho raro al que todos miraban porque las recogía.
      Dicho todo esto, porque por lo que hagan algunos "cerdos dueños de perros", que se que los hay, no tenemos por qué pagar los que hacemos las cosas bien, que creo que ahora somos la mayoría, el problema es que lo que se ve es lo que dejan los otros, lo que quería contaros es como es la situación ahora que no falta mucho para que se cumplan 4 años desde que Kitty y Eire se intoxicaron.
      Eire ha estado bien, pero a Kitty debió quedarle dañada la médula ósea y apenas produce glóbulos blancos; durante mas o menos un año y medio estuvimos probando distintos tratamientos, tanto con nutracéuticos, que se suponía que estimulaban la hematopoyesis, como con homeopatía, pero no conseguimos mucho. Cuando conseguimos que le subiesen un poco por encima del valor mínimo normal, 6000 a 7100 cuando los valores normales son entre 6000 y 17000, le subían también todos los valores de la serie roja, pasando del valor máximo normal y los porcentajes de de los blancos estaban totalmente descompensados (hasta casi 60% de linfocitos y 40 de granulocitos, y 0 de los demás tipos). Por supuesto dejamos estos tratamientos, con lo que los leucocitos empezaron a bajar de nuevo y un tiempo despues comenzaron a normalizarse los porcentajes de los distintos tipos. Entonces decidimos dejarlo estar, porque tanto nuestra veterinaria como varios profesores de la Facultad, a los que pregunté, estaban todos de acuerdo en que mejor sería que tuviese valores bajos de leucocitos, que todo el hemograma descompensado, porque esto podía dar más problemas.
      En julio de 2014, el nº de blancos era de casi 5000 (antes de eso los había tenido más bajos en algún análisis anterior, sobre 4000 y algo) y en abril del año pasado tenía 4200; hace hoy una semana pedí que le hiciesen nuevos análisis de control, y me he quedado asustada, ahora solo tiene 3300 (cuando los valores normales son entre 6000 y 17000). Según nuestra veterinaria está en peligro, cualquier cosa que le pase, teniendo las defensas tan bajas....
      Así que ya no se que podemos hacer.
      Maribel Peláez

      Eliminar
  5. Me encantan los animales, pero hay mucho irresponsable con un perro como mascota...entiendo a los dueños responsables de esas mascotas pero la verdad que entiendo a esos vecinos que hartos recurren a esas sustancias....todo se reduce a lo mismo, responsabilidad, educación y civismo y eso por desgracia es cada día más escaso....

    ResponderEliminar